novedades

La Unión Europea prohíbe el uso de tres neonicotinoides considerados peligrosos para las abejas




02-05-2018 , Novedades

Los estados miembros de la Unión Europea votaban hoy viernes 27 la propuesta de la Comisión Europea de prohibir el uso de clotianidina, imidacloprid y tiametoxam. Finalmente se ha votado a favor de prohibir todo uso al aire libre de estos tres insecticidas neonicotidoines y sólo se permitirá su uso en invernaderos permanentes en los que no estén presentes las abejas.

A principios de este año, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) hizo públicas sus conclusiones sobre los riesgos de estos tres insecticidas: la clotianidina, el imidacloprid y el tiametoxam, concluyendo que la mayoría de los usos de los pesticidas neonicotinoides representan un riesgo para las abejas silvestres y las abejas melíferas. Un informe que actualizaba las conclusiones publicadas en 2013, después de las cuales la Comisión Europea impuso controles sobre el uso de estas sustancias.

Finalmente España ha votado a favor de la prohibición, uniéndose así a Alemania, Italia, Francia Reino Unido, Austria, Suecia, Grecia, Portugal, Países Bajos Irlanda, Eslovenia, Estonia, Chipre, Luxemburgo y Malta. Mientras que Hungría, Rumania, Dinamarca y la República Checa han votado en contra y ocho estados más se abstuvieron: Eslovaquia, Bélgica, Finlandia, Polonia, Letonia, Lituania, Bulgaria y Croacia

En las próximas semanas, la Comisión adoptará el reglamento y está previsto que las restricciones entren en vigor a final de año, según ha explicado el Comisario de Sanidad e Inocuidad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, quien ha declarado que “La salud de la abeja sigue siendo de vital importancia para mí ya que afecta a la biodiversidad, la producción de alimentos y el medio ambiente”.

Greenpeace se muestra satisfecho

La organización ecologista Greenpeace ha “aplaudido” la decisión de la UE de prohibir estos tres insecticidas y ha celebrado que finalmente España haya votado a favor de esta prohibición. “Son fantásticas noticias que al final el Gobierno español haya decidido votar a favor de la protección de las abejas. Su voto ha sido decisivo para garantizar la prohibición”, ha afirmado Luis Ferreirim, responsable de la campaña de agricultura de Greenpeace España. Esta decisión es un paso fundamental hacia un modelo de agricultura sostenible, pero no se puede quedar aquí. Es importante que lo antes posible se publique el Plan de Acción Nacional para la Protección de los Polinizadores y se trabaje seriamente en el fomento de la agricultura ecológica”, ha concluido Ferreirim.

Franziska Achterberg, directora de Política Alimentaria de la UE de Greenpeace, ha señalado: “Esta es una gran noticia para los polinizadores y para el medio ambiente en general, aunque nunca hubo dudas de que estos tres neonicotinoides debían ser prohibidos. Ahora la UE debe asegurarse de que no se sustituyen simplemente por otros igual de peligrosos. Estos tres neonicotinoides son solo la punta del iceberg: hay muchos más plaguicidas, incluidos otros neonicotinoides, que son igual de peligrosos para las abejas, la producción de alimentos y los ecosistemas. Los gobiernos deben prohibir todos los plaguicidas dañinos para las abejas y finalmente romper con la dependencia de los plaguicidas químicos en la agricultura”.

En su comunicado, la organización considera también que, “si no se aborda de una forma más amplia el impacto de los plaguicidas sobre las abejas y otros polinizadores podría implicar simplemente un reemplazo de unas sustancias químicas por otras que están permitidas y que pueden ser igual de peligrosas”.

Y proponen para evitar esto, que la UE debe:

– prohibir todos los neonicotinoides, como Francia está considerando;
– aplicar los mismos estándares de evaluación aplicados a estos tres neonicotinoides a todos los plaguicidas;
– reducir drásticamente el uso de plaguicidas sintéticos y apoyar la transición a la agricultura ecológica.


Últimas novedades





  • 2016 · Realizado por Estudio Rocha y Asociados